Make your own free website on Tripod.com

SISTEMA METROPOLITANO DE PROMOCION Y GESTION DE POLITICAS DE JUVENTUD

Home

OBJETIVOS | LIMA 2006 | VISION | PROPUESTA EDUCATIVA | ENLACES
PROPUESTA EDUCATIVA

PRO CIENCIA - Vulgarizar Ciencias

Pro Ciencia (Vulgarizar Ciencias)

Visión

Todos vivimos en el mismo planeta y formamos parte de la biosfera. Reconocemos ahora que nos encontramos en una situación de interdependencia creciente y que nuestro futuro es indisociable de la preservación de los sistemas de sustentación de la vida en el planeta y de la supervivencia de todas las formas de vida. Los países y los científicos del mundo deben tener conciencia de la necesidad apremiante de utilizar responsablemente el saber de todos los campos de la ciencia para satisfacer las necesidades y aspiraciones del ser humano. Pro Ciencia se basa en un enfoque curricular centrado en la persona y en la sociedad, y en modelos pedagógicos y de gestión abiertos al cambio, con propuestas flexibles, dinámicas, democráticas y eficientes, que sirvan al proceso educativo de la población atendida. Tiene infraestructura, equipamiento y materiales educativos adecuados. Cuenta con docentes actualizados, competentes, revalorados profesional, social y económicamente.
Tiene como centro de su atención el desarrollo integral de los estudiantes, quienes logran aprendizajes orientados a una relación armoniosa entre sus dimensiones intelectuales, emocionales, físicas y espirituales. Asimismo, propicia una sociedad democrática, participativa, en la que se alienta la interculturalidad, se promueve desempeños productivos e innovadores y se tiene en cuenta las necesidades y potencialidades locales, regionales, nacionales y globales.

Misión

Convertir a la ciencia en un bien compartido solidariamente en beneficio de los pueblos, pues esta constituye un poderoso instrumento para comprender los fenómenos naturales y sociales y que desempeñará un papel importante en el futuro a medida que se conozca mejor la complejidad creciente de las relaciones que existen entre la sociedad y el medio natural.

Marco Teórico

El compromiso de fortalecer la capacidad del país para generar y utilizar conocimientos científicos y tecnológicos, para desarrollar los recursos humanos y para mejorar la gestión de los recursos naturales.
Para este fin necesitamos una formación temprana de recursos humanos altamente calificados para los sectores productivos más promisorios para la economía nacional.

Pro Ciencia es un programa que promoverá en la juventud y la niñez, la creatividad, el método experimental, el razonamiento crítico y lógico, así como el afecto por la naturaleza y la sociedad mediante los medios de comunicación.

El currículo expresa la síntesis de las intenciones educativas, el planteamiento de estrategias para llevarlo a la práctica, así como la evaluación de sus logros. Se concreta dentro de un proceso continuo de construcción que, por un lado, es intención y, por otro, práctica. En el primer caso se trata del diseño curricular y, en el segundo, del desarrollo curricular. El currículo propone los aprendizajes que deben construir los alumnos. Estos aprendizajes se seleccionan en función de los Contenidos transversales que incluyen : Líneas de Acción
Biodiversidad, Sustancias Toxicas, Agua y Energía, articulados con los ejes curriculares.
La educación en el sistema escolarizado se desenvuelve mediante dos procesos culturales fuertemente interrelacionados la enseñanza y el aprendizaje, que no se excluyen sino que se complementan.
El aprendizaje es una actividad de construcción personal de representaciones significativas de un objeto o de una situación de la realidad, que se desarrolla como producto de la actividad del sujeto en ella. Las personas construyen sus conocimientos cuando están en interacción con su medio sociocultural y natural, a partir de sus conocimientos previos. La actividad mental constructiva, generadora de significados y sentido, se aplica a los saberes preexistentes, socialmente construidos y culturalmente organizados. Esta actividad no es suficiente para que el sentido y el significado que construyen los alumnos y las alumnas sean compatibles con saberes culturales ya elaborados que se expresan en los contenidos curriculares y requieren, por ello, la intervención mediadora del facilitador.
La enseñanza es el conjunto de roles y acciones intencionales que desarrolla el profesor en interacción con sus alumnos y con los contenidos , con el propósito de crear oportunidades que permitan a los estudiantes enriquecer y desarrollar sus capacidades y saberes personales, a lo largo del proceso de sus aprendizajes. El profesor debe cumplir esta función en un clima de confianza y facilitar, al mismo tiempo, los medios necesarios a su alcance para que los alumnos desplieguen sus potencialidades. En la enseñanza, el profesor actúa como un mediador afectivo y cognitivo capaz de orientar el proceso de aprendizaje de los alumnos.
El rol de mediador se pone de manifiesto cuando el profesor, guiado por su intención, cultura y sentimientos, organiza situaciones de aprendizaje y les imprime direccionalidad; es decir, las ubica en el contexto incorporando necesidades y expectativas, en nuestro caso propicia que los estudiantes las incorpore en su proyecto de vida y, de ser pertinente, resalta aquellas situaciones que en un momento dado pudieran pasar inadvertidas para el alumno.
El núcleo anual de indagación (NAI) en el proceso viene a ser la relación interactiva entre los estudiantes, el contenido, los problemas de la comunidad y sus propuestas de solución.
El proceso de enseñanza-aprendizaje involucra otro proceso que le permite asegurar el logro de sus propósitos, al cual se denomina evaluación . Es un proceso permanente de información y reflexión sobre los aprendizajes y la enseñanza. Es realizado por estudiantes y docentes, que son los sujetos centrales del proceso educativo, y se lleva a cabo para tomar decisiones que lo mejoren. En tal sentido, este proceso de evaluación permite que estudiantes y profesores aprendan de sus aciertos y errores, en nuestro caso se denomina FACTOR INDAGACION y AULA ABIERTA.
En el plano institucional también es importante desarrollar una evaluación que capitalice la experiencia vivida mediante la reflexión colectiva en el marco del desarrollo de cualesquiera de sus proyectos institucionales (PRO CIENCIA).

Sin embargo, el proceso de enseñanza-aprendizaje, no sería completo si no estuviese acompañado de un servicio que atienda las necesidades de los alumnos y que denominamos Programa de Inteligencias Múltiples. Las actividades son concebidas como el acompañamiento y la orientación que se brinda al alumno a lo largo de los años de su formación . Su objetivo central es promover la creatividad del alumno, a través de la creación de un espacio que le permita adquirir confianza en el cual el asesor le ofrece la posibilidad de desarrollar sus capacidades.

Propuesta Curricular

El diseño curricular, en un esfuerzo sistemático de proponer y concretar una orientación al proceso educativo, abarca un conjunto de principios e ideas planteadas en el Marco General de acción del Programa Pro Ciencia organizadas en un nuevo contexto, que está sujeto a ser enriquecido en un proceso de construcción, que debe involucrar a las Líneas de Acción de la cumbre de la tierra, Las Regiones, El Acuerdo Nacional y los Ejes Bilaterales de Desarrollo, organismos y agentes educativos con márgenes claros de autonomía, como La UNESCO, Science Science (USA), Milset (Europa), tomando en cuenta la riqueza de la diversidad social, cultural, tecnológica y económica de nuestro país. Por estas razones, se opta por una propuesta curricular abierta, flexible y diversificada.
Siendo el currículo una construcción humana, su fortaleza puede venir tanto de la visión histórica de nuestra sociedad, y en particular de la práctica educativa en el proceso de reproducción y transformación de ella, como de la participación consciente, organizada y amplia de los agentes educativos en su diseño y ejecución.

Ejes curriculares

Explicitan, dentro del currículo, la intencionalidad. Orientan el desarrollo de las competencias de los estudiantes, vinculando los propósitos del proceso educativo con los grandes problemas del país. Los ejes curriculares, al abordar la esfera actitudinal, deben impregnar la vida cotidiana del centro educativo.
Los ejes curriculares son:
PRO CIENCIA
(Identidad Sociedad)
(Conciencia Paz y Desarrollo)
(Cultura - Conocimiento)

1. La ciencia al servicio de la paz y el desarrollo - CONCIENCIA
Comprende los siguientes aspectos:
·La ciencia ante las necesidades humanas fundamentales.
·La ciencia, el medio ambiente y el desarrollo sostenible.
·La ciencia y la tecnología.
·Educación científica.
·La ciencia al servicio de la paz y la resolución de conflictos.
·Políticas para la ciencia

2. La ciencia en la sociedad y la ciencia para la sociedad - IDENTIDAD
·Necesidades sociales y dignidad humana.
·Cuestiones éticas.
·Mayor participación en la ciencia.
·La ciencia moderna y otros sistemas de conocimiento.

3. La ciencia al servicio del conocimiento, el conocimiento al servicio del progreso - CULTURA
·La función de la investigación fundamental.
·Los sectores público y privado.
·Aprovechamiento compartido de la información y los conocimientos científicos.

Lineamientos de Evaluación
La evaluación es un proceso permanente de información y reflexión, que consiste en seleccionar información referida a personas, procesos, fenómenos y cosas, así como a sus interacciones, con el propósito de emitir juicios de valor orientados a la toma de decisiones.
En Pro Ciencia, la evaluación puede realizarse en cada uno de los elementos que lo conforman (docentes, alumnos, diseño curricular, proyectos, ambiente físico, gestión administrativa, etcétera) así como en los procesos e interacciones que se establecen entre ellos.
La evaluación de los aprendizajes es un proceso permanente de información y reflexión sobre el proceso de producción de los aprendizajes y requiere, para su ejecución, de la realización de los siguientes procesos:

· Recojo y selección de información sobre los aprendizajes de los alumnos, a través de la interacción con ellos, la aplicación de instrumentos, las situaciones de evaluación, etcétera.
· Interpretación y valoración de los aprendizajes en términos del grado de desarrollo de los criterios de evaluación establecidos en cada área y, por ende, el grado de desarrollo de la competencia. La valoración debe darse en términos cualitativos.
· Toma de decisión, que involucra el establecimiento de un plan de acción que permita al alumno conocer, reforzar y estimular los aprendizajes que debe desarrollar con la ayuda del docente, quien deberá planificar nuevas estrategias de enseñanza-aprendizaje, según las conclusiones a las que se llegue en la evaluación.

Dado que en el proceso de aprendizaje interviene una diversidad de factores que puede evidenciarse a través de manifestaciones tangibles e intangibles, propias de la naturaleza del fenómeno, el sistema de evaluación que se establezca debe adaptarse a este propósito. Es por eso que el sistema de evaluación de los aprendizajes se ubica dentro del paradigma cualitativo que supone la consideración de ambas manifestaciones (tangibles e intangibles) en el proceso educativo, lo queimplica también el empleo de procedimientos que trasciendan los procesos clásicos de evaluación como las pruebas objetivas o pasos. El uso de la observación sistemática, portafolio, ensayos, etcétera, es tan característico en la evaluación cualitativa como lo es el de las pruebas en la evaluación cuantitativa. La evaluación cualitativa no concluye en una calificación o nota, como es característico de la evaluación cuantitativa, sino en una interpretación para actuar en consecuencia.
El sistema de evaluación de los aprendizajes tiene por finalidad contribuir a la mejora de la calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje, por tanto debe darse antes, durante y después de estos procesos permitiendo la regulación de las interrelaciones, detectar las dificultades que se van presentando, averiguar las causas y actuar oportunamente sin esperar que el proceso concluya; por tanto es de naturaleza formativa. De la misma manera, la evaluación de los aprendizajes asume que su objeto lo constituye los criterios e indicadores de cada área curricular, que funcionan como parámetros de referencia para determinar los progresos y dificultades de los educandos. Dichos criterios se constituyen en la unidad de recopilación, registro, análisis y comunicación del proceso evaluativo, dándole así su naturaleza de criterial.
La evaluación se establece de manera personalizada sobre el estudiante en la medida que establece las valoraciones del progreso de los aprendizajes en función a sus propios desempeños actuales y/o anteriores, y no en relación con los que evidencian o han evidenciado sus pares. Por otro lado, permite a los alumnos participar en su propia evaluación en la medida que progresivamente asumen la responsabilidad sobre su aprendizaje y los procesos de enseñanza por lo que se han de desplegar procedimientos de la autoevaluación, la coevaluación y la heteroevaluación.
Todo sistema de evaluación de los aprendizajes debe ser contextualizado en la medida que deberá adecuarse a las diversas características y necesidades de los agentes pedagógicos y del medio dónde se desarrolla.
El propio proceso de evaluación debe ser evaluado, si es que se quiere garantizar la eficiencia y confiabilidad del proceso y sus resultados. La evaluación puede encerrar numerosos riesgos y deficiencias, por ello es imprescindible establecer ciertos criterios que permitan evaluar sus propósitos y estrategias. Este es el proceso de metaevaluación que permitirá tomar decisiones eficaces para mejorar el modelo, el planeamiento y la dinámica de la propia evaluación.
La evaluación para el currículo por competencias, como la escuela en el Aula Abierta, requiere de elementos que permitan viabilizar su comprobación y esto puede lograrse a través del trabajo con criterios de evaluación, indicadores del criterio y muestras de desempeño. Estos elementos nos señalan el grado de desarrollo que el alumno debe alcanzar como evidencia necesaria y suficiente de que el proceso educativo actividades de aprendizaje y de enseñanza ha tenido el efecto esperado en los alumnos.
Los criterios de evaluación son los parámetros de referencia que funcionan como base de comparación para situar e interpretar el desempeño del alumno con respecto a su progreso de aprendizaje. El origen del criterio de evaluación está en los procesos característicos (capacidades y actitudes) que debe desarrollar el alumno en determinada área curricular.
El desarrollo de estas capacidades y actitudes generales (criterios de evaluación) van a ser indispensables para desarrollar la competencia en determinada área curricular, de allí que van a ser válidos para todos los grados. Se entiende que estos procesos se desarrollarán a través de la interacción del educando con los contenidos del área curricular respectiva.
Los indicadores del criterio son muestras específicas de los procesos que esperamos observar en el alumno para determinar su ubicación o posición con respecto al criterio de evaluación y señalar si está progresando en la capacidad o actitud que representa el criterio. Estas muestras están constituidas por las realizaciones cognitivas, afectivas o motoras implicadas en determinado criterio. Los indicadores del criterio que se encontrarán en cada una de las áreas curriculares no son prescriptivos, el docente deberá hacer una selección de los más representativos o establecer nuevos indicadores dependiendo del aprendizaje que esté desarrollando en el alumno.
Una vez seleccionados los indicadores del criterio que va a emplear en la evaluación, el docente deberá establecer las muestras de desempeño referidas a los procesos y conocimientos implicados en los indicadores que se espera que haya desarrollado el alumno y que se constituye en evidencias necesarias y suficientes para determinar el grado de presencia del aprendizaje esperado.
Luego de haber establecido las muestras de desempeño, el docente podrá diseñar las situaciones de evaluación pertinentes, teniendo que valorar el grado de desempeño de sus alumnos en el criterio evaluado.
El proceso de evaluación no concluye hasta que se haya transmitido la retroinformación de la interpretación de los desempeños a sus alumnos. Esta retroinformación sirve para que el alumno pueda detectar sus progresos y dificultades, y el docente programe nuevas situaciones de aprendizaje con el propósito de equilibrar los desempeños esperados con los producidos.

Organización de membresía * Any Street * Anytown * US * 01234